Si tienes espacio para poderte instalar un buen sistema de poleas, ya tienes muchísimo ganado en cuanto a tu propio gimnasio se refiere. Las poleas son un aparato que no es barato, pero que una vez lo tienes te sirve para entrenar absolutamente todo el cuerpo.

Algunas ya vienen con los accesorios necesarios para casi cualquier tipo de agarre, y en caso de tenerlos que comprar aparte su precio es económico.

Piensa que con poleas cruzadas puedes trabajar varias partes del pecho, espalda, hombros, bíceps y tríceps, glúteos, cuádriceps e incluso trapecios.

Al tener un regulador de peso, no tendrás que estar invirtiendo dinero en mancuernas ni pensando en que tendrás que estar cambiando de pesa todo el rato. Es tan sencillo como mover el marcador para subir o bajar la resistencia.

Existen rutinas basadas únicamente en sistemas de poleas, y hay pocas máquinas de gimnasio que puedan afirmar ser multybody (o multimuscular) de forma tan categórica.

Si estás dispuesto a comprar unas poleas, te recomendamos que no escatimes por el precio, ya que no suele haber mucha diferencia económica entre unas poleas normales y unas de muy buenas.

Ten en cuenta que es importante que sea un aparato que te aporte máxima seguridad y que además te permita llevar tu musculación al límite sin temblar 😉

Para acabar, te dejamos con un vídeo en el que encontrarás una rutina completa a base de poleas, o cables 🙂

 

Mostrando todos los resultados (9)